El despoblamiento de unos territorios con un alto índice de rurarbilidad obliga tanto a la búsqueda de nuevos sistemas productivos que aposten valor añadido y por tanto mejores condiciones, como el mantenimiento y recuperación de razas autóctonas, bien adaptadas al entorno, y que aportan sinergias a espacios forestales infrautilizados pero con gran potencial, para impulsar actividad económica ahora inexistente o muy escasa.
El proyecto FORESCELTA, articulado a partir de un grupo operativo (GO) supraautonómico constituido por asociaciones y entidades relacionadas de Asturias y Galicia, pretende contribuir a la recuperación y mantenimiento de las razas porcinas del tronco celta, así como a la limpieza forestal de los montes a través de un sistema alternativo que, de forma automatizada, permita controlar el ganado en libertad, retenerlo y cebarlo que ya se encuentra en estudio preliminar en Galicia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *